Os dejo con este post tan interesante sobre nuestra piel y su cuidado desde el interior, ya me comentáis que os parece...  No todo...

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LA PIEL


  Os dejo con este post tan interesante sobre nuestra piel y su cuidado desde el interior, ya me comentáis que os parece...

cuidados-piel


 No todo el mundo es consciente de la importancia de la piel para el estado general de nuestra salud. A la mayoría le sorprendería saber que la piel es el mayor órgano del cuerpo humano (ocupa 2 m2) y la tercera superficie de contacto con el exterior, tras las vellosidades intestinales que ocupan 300 m2 y los alvéolos pulmonares con unos 80 m2, siendo además uno de los emuntorios o vías de drenaje del organismo.



 La piel realiza una función esencial en el mantenimiento de nuestra salud y no sólo cumple una mera función de sujeción, o de protección frente al exterior.

 Su estado puede decirnos mucho acerca de lo que pasa en el resto del organismo. 

Desgraciadamente, la mayoría de las veces que prestamos atención al cuidado de la piel lo hacemos únicamente desde el punto de vista de la estética.

 Por ello, en este artículo vamos a destacar los suplementos recomendados que resultarán de una ayuda general para mantener la salud de la piel.


Ácidos grasos Omega 3

 La dieta actual es, en general, carente en el aporte de alimentos ricos en ácidos grasos esenciales Omega-3, presentes en el aceite de pescado, en el de linaza o en las algas. Su suplementación colaborará en la inhibición de las prostaglandinas que desencadenan las respuestas inflamatorias en la piel.

Los pacientes con eccema y psoriasis tienen típicamente tasas más bajas de ácidos grasos omega 3 que de omega 6, por lo que la suplementación con omega 3 ha tenido por lo general más éxito en los estudios de tratamiento del eccema que los omega 6.

Según la mayoría de los nutricionistas un balance adecuado en el aporte de Omega 3 y 6 podría ser de 3:1 (3 porciones de Omega 3 por 1 de Omega 6).

Contraindicaciones: Evitar consumir altas dosis de aceite de pescado, ya que puede interferir en la correcta coagulación sanguínea, especialmente si se combina con fármacos anticoagulantes.

Cómo tomarlos: 600 a 1.600 mg al día de EPA (Omega 3) y/o 100 a 300 mg al día de DHA (Omega 3), junto con alimentos grasos como yogur o ensaladas aliñadas con aceite de oliva.


Zinc

 El zinc es esencial para la integridad y curación de la piel. De hecho, existen deficiencias en los pacientes con psoriasis y eccema. El zinc también es importante para el transporte y almacenamiento de la vitamina A en el cuerpo y es necesario para el correcto metabolismo del ácido gamma linolénico (GLA).

Cómo tomarlo:  25 a 50 mg al día.

Vitamina A

 La vitamina A es necesaria para la salud, integridad y reparación de la piel. Una deficiencia puede conducir a síntomas de eccema, como el engrosamiento excesivo de la piel. La suplementación con la misma disminuye los niveles de poliaminas, que son compuestos tóxicos que desencadenan la psoriasis.

Precauciones: No administrar dosis altas de vitamina A durante el embarazo a no ser que lo aconseje un profesional de la salud. Si se requieren niveles elevados de vitamina A, los suplementos con carotenoides pueden ayudar a incrementar la actividad de la vitamina A sin riesgo de toxicidad.

Cómo tomarla: 7.500 a 15.000 UI al día, junto con alimentos grasos como yogur o ensaladas aliñadas con aceite de oliva.


MSM (Metilsulfonilmetano)

El MSM es una forma de azufre orgánico. El mineral azufre es un constituyente importante del tejido del pelo, la piel y las uñas. Como tal, la suplementación de azufre orgánico (como MSM, aminoácidos azufrados, etc.) puede aumentar la salud e integridad de la piel, así como el crecimiento, fuerza y textura del pelo y de las uñas.

Al ser un antioxidante, el azufre también puede proteger frente a los radicales libres, que son una de las principales causas de alteraciones de la piel relacionadas con la edad como las arrugas.

Cómo tomarlo: 500 a 1.000 mg al día, con las comidas.


Antioxidantes (Complejo)

Los antioxidantes nutricionales protegen contra los radicales libres, que son una de las principales causas de las alteraciones de la piel relacionadas con la edad. Además, los antioxidantes como las vitaminas A, C y E son necesarios para la correcta salud e integridad de la piel. Debido a sus notables capacidades antioxidantes y estabilizadoras del colágeno, las proantocianidinas oligoméricas (PACs), obtenidas de la semilla de uva o de la corteza de pino, pueden ofrecer una protección sustancial frente al excesivo entrecruzamiento del colágeno que perjudica a la piel.

Cómo tomarlo: Según se indique en la etiqueta.


Autor: Mikel García Iturrioz, Director Técnico del herbolario online www.misohinutricion.com




Gracias por visitar mi rincón.

 ¡¡¡Hasta pronto!!!

Únete a mi Newsletter

Me encanta leer tus comentarios pero por favor no dejes ningún enlace a tu web ya que Google lo considera spam y penaliza. Sintiéndolo mucho borraré los que contengan enlaces.